Únete al movimiento para detener la Línea 3 en Estados Unidos

La ciencia y las razones éticas son claras: los nuevos proyectos de combustibles fósiles son sencillamente erróneos. Es moralmente urgente que las comunidades de fe se levanten contra las nuevas infraestructuras de petróleo y gas.

Durante cinco años, las comunidades indígenas de Minnesota se han organizado contra el oleoducto de la Línea 3, que transportaría cantidades masivas del petróleo más sucio del continente a través de su tierra sagrada, contaminando el clima y violando los derechos de los tratados indígenas.

Pon en práctica tu fe: